Incentivos tributarios, inversiones y empleo

en el turismo peruano postpandemia


Este es un mensaje que tiene el carácter de lección no aprendida o no recordada por las actuales generaciones del turismo, públicas y privadas, respecto del crecimiento y desarrollo del futuro conectados con la tragedia que vivimos hoy sobre la pandemia. Sabido es que, en estos momentos, la autoridad gubernamental, la de antes y la de ahora, han pensado que la mejor manera de sostener la economía es con bonos, reactivas, rescates, subvenciones, yanapay y otros caminos para remediar lo irremediable.

En su momento ha tenido un sentido claro que acepto sin chistar. Pero el 2022 y hacia adelante tiene que verse con otra perspectiva y horizonte para que el turismo peruano tome otro impulso luego de las terribles circunstancias por las que pasamos. Para esto, consulté a los grandes que saben de economía: desde el Banco Mundial, Naciones Unidas, FMI entre otros gurús que se han pronunciado sobre el poder de las inversiones para recuperar los dos millones de empleos perdidos en el turismo nacional.

 Al reconstruir la economía mundial, los países deben enfrentar desafíos a corto y largo plazo de manera global y simultánea. Ello exigirá una transformación amplia, que movilice todas las reservas de capacidad productiva para generar un desarrollo verde, resiliente e inclusivo[1].

 Una perspectiva más amplia de las prioridades para promover la inversión en la recuperación sostenible incluye no solo las infraestructuras, sino también las industrias que son clave para el crecimiento de la capacidad productiva[2].

 A nivel nacional, se debería seguir adaptando la combinación de las políticas a las condiciones locales de la pandemia y la economía, apuntando al empleo sostenible máximo sin poner en peligro la credibilidad de los marcos de política[3].

Entre los gurús de la economía nacional, tomé las opiniones de uno de los más destacados y respetados, especialmente por sus comentarios sobre la inversión y el empleo. El economista Luis Gonzáles Izquierdo quien, en una entrevista ofrecida al Diario Trome, (09.01.2022) responde a la cuestión: Si el presidente Castillo le pidiera asesoría para la economía peruana, ¿qué le aconsejaría? Responde así: 5 cosas: 1. fierro a fondo con la vacunación hasta llegar a la inmunidad de rebaño, 2. Reducir la incertidumbre política, económica e institucional, 3. Promover fuertemente la inversión privada, 4. Shock de inversión pública en infraestructura y 5. construir una red social eficiente en educación, salud y seguro de desempleo para los más vulnerables.

[1] Banco Mundial. Informe Anual 2021. De la crisis a la recuperación verde, resiliente e inclusiva. Pág. 69. https://openknowledge.worldbank.org/handle/10986/36067

[2] Naciones Unidas. Informe sobre las inversiones en el mundo 2021. Invertir en la recuperación sostenible. Panorama general. Pág. 26. https://unctad.org/system/files/official-document/wir2021_overview_es.pdf

[3] Fondo Monetario Internacional. Perspectivas de la economía mundial. La recuperación en tiempos de pandemia. 2021. Pág. XVI. https://bit.ly/3G7i6bs

Con todos estos antecedentes que hacen sólido lo evidente en el mundo, me permito recordar al verdadero renacimiento y acaso edad dorada del turismo nacional: el gobierno militar de Velasco Alvarado. Por si acaso no soy velasquista ni mucho menos. Pero sí reconozco que ese gobierno destruyó, confiscó y nacionalizó casi todos los sectores de la economía nacional menos al turismo. Por el contrario, creó el Plan COPESCO a quien le encargó desarrollar un enorme y gigantesco proyecto regional: Cusco y Puno en la década del 70. Con US$ 90 millones se embarcó en un espectacular intento por construir el turismo con esa inversión. Resultado a largo plazo, es decir, el hoy que conocemos con kilómetros de carreteras asfaltadas, hoteles de toda clase y tamaño, restaurantes, líneas aéreas, miles de negocios, escuelas de turismo, bancos, transporte, agencias de viajes, y cientos de etcéteras.

No fue la solución final pero ciertamente llegó el progreso con esa inversión y los miles de emprendedores que se apostaron con miles de empleos. Nadie me lo contó. Estuve allí. El Plan COPESCO fue el aparato ejecutor de proyectos en infraestructura básica, planta turística, restauración de bienes monumentales y capacitación de sus cuadros. Con esa gigantesca inversión llegaron 400 proyectos de inversión privada con el decreto ley 20104 que explicaré luego. Pero me refiero al Plan COPESCO de entonces no el de hoy que hace obritas de un sol cincuenta. Con ese sistema nunca creceremos por mirar el sencillo y el ripio.

Ahora veamos lo que hicieron y hacen otros países en materia de grandes proyectos: Can Cún, Riviera Maya en México, Costa del Sol en España, Languedoc Rousillon en Francia, Tren Maya del hoy del presidente López Obrador, Golfito Jiménez en Costa Rica o el del Parque Nacional de Iguazú. Todos son proyectos gigantes que comprenden inversión pública y privada y con el premio mayor: miles de puestos de trabajo directos e indirectos, precisamente lo que nos hace falta.

En el XV Congreso de CANATUR de diciembre pasado propuse la fórmula de embarcarnos en grandes proyectos de turismo en lugar de los microscópicos que los gobernantes de turno, el de ahora y los de antes se empeñan en una cruzada ciega que a nada nos conduce para impactar al mercado, proponer nuevos productos y diversificar nuestra raleada oferta. Paralelamente mostré el por qué somos uno de los motores de la economía nacional comparativamente de otros que generan menos empleo pero que tienen ventajas en materia de incentivos. Veamos este cuadro.

En el paquete de facultades otorgadas por el Congreso de la República al Poder Ejecutivo para que legisle en materia tributaria y fiscal emitió la Ley Nº 31380 Ley que delega en el poder ejecutivo la facultad de legislar en materia tributaria, fiscal, financiera y de reactivación económica a fin de contribuir al cierre de brechas sociales de fecha 23.12.2021. En el Congreso de CANATUR citado estuvo presente el presidente de la Comisión de Economía quien ofreció ayuda, soporte, socorro y amparo a una industria en cenizas.

Resulta que la ley solo ofreció delegación de ventajas a varios sectores de manera expresa:

Art. 2. A.11. Aplicar al sector acuícola, forestal y de fauna silvestre, el régimen del Impuesto a la Renta y el beneficio de la depreciación acelerada, incluyendo el plazo de vigencia, regulados en el artículo 10 de la Ley31110, Ley del Régimen Laboral Agrario y de Incentivos para el sector agrario y riego, agroexportador y agroindustrial, para lo cual se tendrá en cuenta las particularidades de dichos sectores.

Claro está que no estamos en el radar de los que conducen el país. En otras palabras, estamos en nada. Pero nos queda una última bala de plata. El ministro de Economía, señor Pedro Francke ha señalado que: En ese sentido, informó que la última mesa instalada ha sido la de proveedores mineros, y que pronto se instalarán otras mesas para la industrialización rural de productos lácteos, y nuevas medidas a favor del turismo. El Peruano. 03.01.2022

La propuesta en el congreso de CANATUR fue la de alcanzar incentivos tributarios como en otras épocas cuyos resultados ya señalamos líneas arriba dentro del marco de grandes proyectos regionales que sean susceptibles de inversiones públicas y privadas en gran escala para modificar la oferta de la cual se ha escrito y dicho en demasía. Veamos los incentivos ofrecidos tiempo atrás.

Incentivos tributarios ofrecidos por el gobierno militar de Velasco Alvarado. Síntesis.

Norma Incentivo Actividades
Decreto Ley 18916. 1971 Pago solo del 10% del arancel de aduana para importar bienes de equipamiento, reinvertir en la empresa o en otra de turismo hasta el 85% de la renta neta libre del impuesto a la renta, hasta el 100% de exoneración del  impuesto a la renta si se dedican a la constitución de empresas de turismo, construcción, ampliación o modernización de inmuebles, depreciación del 10% anual y del 50% si se adquieren durante el plazo de vigencia de la ley, no pago de alcabala, 20 años para comprar terrenos del Estado e intereses más bajos en créditos otorgados por la banca estatal.  Todas las actividades turísticas registradas. Vigencia de la ley: 10 años.
Decreto Ley 20104. 1973 Reinvertir en la empresa o en otra de turismo hasta el 75% de la renta neta libre del impuesto a la renta, hasta el 100% de exoneración del impuesto a la renta si se dedican a la constitución de empresas de turismo, construcción, ampliación o modernización de inmuebles, depreciación del 10% anual y del doble de las tasas vigentes si se adquieren durante el plazo de vigencia de la ley, exoneración el impuesto patrimonial por 3 años, no alcabala, 30 % del arancel de aduana para importar bienes de equipamiento, 20 años para comprar terrenos del Estado  e intereses más bajos en créditos otorgados por la banca estatal.Todas las actividades turísticas registradas. Vigencia de la ley: 10 años.
Decreto Ley 21948. 1977 Reinvertir en la empresa o en otra de turismo hasta el 75% de la renta neta libre del impuesto a la renta, hasta el 100% de exoneración del impuesto a la renta si se dedican a la constitución de empresas de turismo, construcción, ampliación o modernización de inmuebles, incluidos bienes monumentales, no alcabala y el 40% del arancel de aduana para importar bienes de equipamiento, 20 años para comprar terrenos del Estado e intereses más bajos en créditos otorgados por la banca estatal.  Todas las actividades turísticas registradas. Vigencia de la ley: 10 años.

Aquí encaja mi propuesta. Es decir, generar grandes proyectos regionales que promuevan grandes inversiones públicas y privadas, diversificar la oferta y generar miles de puestos de trabajo, que muevan el PBI, PEA, salarios e impuestos, alianzas PP que trasciendan los límites políticos de las regiones, diversificar la oferta del sur, nuevos productos para nuevos mercados. Este es el sustento.

1. Producto de sol y playa: Costa de Tumbes y Piura.

La idea es generar el pequeño Miami para una clientela nacional e internacional. Estas costas se asemejan a las del Caribe y ya hay una prueba concreta de su éxito con la operación de una marca ya establecida allí y que funciona. En el 2030, Tumbes o Piura debe ser un gran puerto capaz de recibir cruceros, un aeropuerto internacional y al menos hoteles de 5, 4,3 y apartamentos. Los empleos a generar bordean los 78 mil en diez años. Los gobiernos regionales de Tumbes y Piura tienen por tarea construir una carretera costanera en toda su extensión del Pacífico, agua potable, alcantarillado y energía eléctrica. El pequeño Miami tiene entre sus clientes principales a Chile, Ecuador y Colombia.Entre los nacionales a familias, jóvenes, parejas, ejecutivos y congresos de Lima, Chiclayo, Piura y Trujillo.

¿Qué productos colocar?: Turismo de naturaleza, aventura, gastronomía y vacaciones. Dado que el primer paso de la planificación son los sueños, aquí va uno con el que desperté una mañana: Aeropuerto Charles de Gaulle en París un día cualquiera del 2030: Su atención por favor: NORTHERNPERU AIRLINES anuncia la salida de su vuelo 007 con destino a Tumbes. Favor de abordar por la puerta 114.

2. Turismo de naturaleza. Circuito Nororiental.

Comprende varias regiones del norte como La Libertad, Lambayeque, Cajamarca, Amazonas y Loreto. Es decir, la máxima expresión del conocimiento de la naturaleza incluyendo también notables visitas de orden cultural. El eje va desde el mar hasta el río Amazonas y es tal vez el mayor crédito que tiene el Perú para competir con productos similares en el mundo.

Las inversiones mínimas van por las de infraestructura como muelles fluviales en Iquitos y Yurimaguas, carreteras de acceso y los atractivos se cuentan por cientos empezando con la observación de aves, flora y fauna de selva, navegación de ríos, lagunas, gastronomía de primer nivel. ¿Para qué mercados? USA, Europa, Chile, Colombia y Perú. Creo que la joya de la casa está acá pero increíblemente este proyecto, que no es nuevo, fue dejado al abandono. Así es nuestro país.

3. Selva Central. Tarma a Pozuzo.

El cliente principal es el mercado emisor de Lima que ha elegido su destino tradicional de sus viajes preferidos fura de la capital, de manera que aquí hay que profundizar el trabajo de marketing para una demanda ya ganada. La selva central se haya a unas 5 horas por carretera desde la capital hasta el punto de inicio de este circuito que se inicia en Tarma y concluye en Satipo y comprende el famoso Oxapampa, Pozuzo y Villarrica. La selva brinda todo su furor propicio para el entretenimiento y el aprendizaje de nuevos conocimientos sobre la forma de vida de comunidades nativas, experiencias verdaderamente nuevas. El producto es espléndido y su clima tropical.

Le consulté a mi brillante alumno, gerente de grandes hoteles, consultor hotelero y actual vicepresidente de AHORA PERU, Luis Barbosa sobre los cálculos acerca de una posible inversión pública y privada haciendo uso de estándares internacionales. Me señaló que se puede generar lo siguiente:

En la Universidad Ricardo Palma y su Escuela de Turismo, Hotelería y Gastronomía nos ponemos al servicio de estas propuestas que empezaremos a darle forma con los gremios privados de dichas regiones, sus autoridades y los legisladores. Así se genera la riqueza.

Reactivación del turismo y apertura paulatina de l...
Lo qué pasó en el 2021 y lo que viene en el 2022...

Artículos relacionados

Al aceptar, accederá a un servicio proporcionado por un tercero externo a https://www.turibooks.com/